En Instagram, he visto algunos reels dedicados a la restauración de muebles donde se explica el proceso de forma muy rápida. En estos videos, se quita y limpia toda la superficie de forma indiscriminada utilizando herramientas muy agresivas que aparentemente agilizan el trabajo y eliminan cualquier resto de acabado anterior para dejar la madera limpia y lista para recibir un nuevo acabado. Sin embargo, cuando se trata de muebles antiguos, no es recomendable realizar un trabajo tan destructivo. Las modas pasan y lo que ahora quieres pintar, dorar, recubrir o aclarar, puede que mañana alguien quiera recuperar la madera natural que había debajo. Si esa madera tenía 50 o 100 años, es probable que se haya oxidado y variado su color de recién cortada a madera con pátina del tiempo. Si acuchillas esa pátina, por un lado, quitas información de la época del mueble para poner encima algo seguramente con menor valor. Por eso, es importante tratar de trabajar de forma diferente. Si el acabado que tenía estaba sucio, lo mejor es limpiarlo y prepararlo para recibir uno nuevo en el caso de que quieras pintarlo.

Otros blogs

Ir al contenido