No se trata de hacer menos cosas, sino de hacerlas mejor

El ocio lento nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida en muchos aspectos. Según los resultados de mi búsqueda web, estos son algunos de los beneficios que el ocio lento tiene para nuestra salud:

  • Reduce el estrés: El ocio lento nos permite desconectar de las preocupaciones y las obligaciones, relajar nuestro cuerpo y nuestra mente, y liberar endorfinas, que son las hormonas del bienestar. Algunas actividades de ocio lento que pueden ayudarnos a reducir el estrés son la meditación, el yoga, la lectura, la música, etc
  • Mejora la autoestima: La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos y de nuestras capacidades. Una baja autoestima puede afectar negativamente a nuestra salud mental y emocional, generando ansiedad, depresión, aislamiento, etc. El ocio lento nos ayuda a mejorar nuestra autoestima al permitirnos descubrir y desarrollar nuestros talentos, expresar nuestra creatividad, sentirnos útiles y satisfechos con lo que hacemos, etc.
  • Fomenta la creatividad: La creatividad es la capacidad de generar ideas originales y soluciones innovadoras a los problemas. La creatividad es una habilidad muy importante para nuestra salud mental y para nuestro desarrollo personal y profesional. El ocio lento nos ayuda a fomentar nuestra creatividad al estimular nuestro pensamiento divergente, nuestra imaginación, nuestra curiosidad, nuestra flexibilidad mental, etc.

Algunas actividades de ocio lento que pueden ayudarnos a reducir el estrés, mejorar nuestra autoestima y fomentar la creatividad son la pintura, la escritura, las manualidades etc..

En conclusión, el ocio lento es una forma de vivir más consciente, sostenible y placentera, que nos permite disfrutar del proceso y del momento presente, cuidar de nuestra salud y de nuestro entorno, y valorar la calidad por encima de la cantidad. ¿Y cómo puedo lo aplicar a mi vida?

Ven a nuestros cursos y lo compruebas.

Ir al contenido