En el post anterior, vimos cómo la limpieza consciente de un mueble puede ayudarnos a preservar su información relevante y a conservar el patrimonio cultural. Al hacerlo, somos conscientes de que somos solo un eslabón generacional en el largo proceso de la existencia humana, y que no debemos interrumpirlo poniendo al mueble al punto cero. Eso sería desvirtuar la realidad y despojar a las siguientes generaciones de información valiosa. Además, trabajar de forma lenta y consciente tiene otros beneficios. En un artículo anterior, comenté cómo el trabajo manual puede ser una actividad que estimula el cerebro y reduce el estrés. También y para mí lo más importante, es que participas de cada una de las fases del proceso creativo, involucrando todos tus sentidos a la vez y a tu propio ritmo, no al de una máquina. Como dice el lema de una escuela de arte en La Palma, “Piensa con las manos”.

Descubre un aprendizaje nuevo para ti.

Si quieres empezar a trabajar con las manos, en el taller te ofrecemos dos áreas diferentes y complementarias: la restauración de muebles y la reparación de objetos. La restauración de muebles consiste en recuperar el valor y la belleza de un mueble antiguo o deteriorado. La reparación de objetos consiste en arreglar cosas como marcos, lámparas, y mucho más. Ambas actividades son útiles y gratificantes.

Otros blogs

Ir al contenido